Doble estándar: Gobierno condena violencia a empresas, pero reprime con extrema violencia movilizaciones sociales

Marzo 21, 2017 | 3872 Visitas
Share Button

WALLMAPU/ En un evidente doble estándar a favor del empresariado capitalista, el Gobierno de Michelle Bachellet hace menciones públicas a que no dialoga con sectores que utilicen la Resistencia y violencia política y revolucionaria contra el empresariado en la zona, como vía para la recuperación territorial y uso legítimo del sabotaje para frenar la invasión extractivista, privatizadora y transnacional en el histórico territorio mapuche. Con esta postura del Ejecutivo, se ha dado un portazo al diálogo y con ello una posible resolución del conflicto actual entre el Pueblo Nación Mapuche y el Estado de Chile, quién opera como un vil alguacil de los grandes capitales que aún tienen usurpado el territorio ancestral Mapuche y además han contaminado aguas y devastado territorios con fines económicos.

“Yo solo quiero decir que que el Gobierno tiene una sola postura y es siempre diálogo, pero la gente que ejerce violencia, claramente no son las personas con las cuales vamos a partir dialogando. La violencia es inaceptable para este Gobierno”. Ese discurso fue recitado el día lunes 20 de Marzo por Michelle Bachellet en la Moneda, a partir del llamado a diálogo del Intendente de la Araucanía a la CAM. Pero el mismo día, en una movilización social en Ñancul, Región de la Araucanía, fueron enviados decenas de Carabineros a reprimir con extrema violencia una manifestación que se desarrollaba en el sector a partir de la contaminación de las aguas.

Con estas evidencias queda concluido que el Gobierno dice un discurso de “diálogo y paz”, pero en la práctica cierra puertas a esa posibilidad concreta, utilizando el terrorismo de Estado, la criminalización, la militarización y la violencia policial como forma de abolir y disuadir los sectores sociales movilizados. Una doble moral a favor de los poderes económicos.

A continuación dejamos la noticia, cortesía de Prensa Opal.

17426291_1268956103193666_9166357198844693295_n

Ñancul (Villarrica): Protesta familiar por agua contaminada es violentamente reprimida

En el marco de una manifestación familiar con corte de ruta en el sector Ñancul,  fue detenida en la comisaría de Villarrica Carla Montecinos Reyes, de 25 años junto a su hija de 9 meses Belén valentina Hernández. A su vez, la señora Isolina Araneda Oses, también vecina de Ñancul, fue  herida con tres perdigones disparados por carabineros, siendo trasladada de urgencia al hospital regional de Temuco.

Prensa OPAL publicaba sobre estos hechos: “Nuevamente la herencia represiva de la dictadura, es aplicada a la gente que demanda respeto a sus derechos sociales, al gobierno de Michelle Bachelet. La responsabilidad política de las acciones represivas de la policía, están en el Gobierno, los partidos que lo sostienen y sus militantes, por acción u omisión”, con respecto a la fuerte represión policial en Ñancul, a unos  7km de Villarrica contra familias que se manifiestan por la contaminación del agua,

La información era difundida por el comunicador y cantautor, Ediel Vásquez, señalando: “Ayer lunes 20 de marzo, los vecinos de Ñancul (localidad de unos 3000 habitantes ubicada a 7 km de de Villarrica) se manifestaron porque llevan años bebiendo agua con desechos de pisciculturas y del Fundo Voipir, perteneciente a los empresarios forestales Weber, que contamina el río Voipir, que es el río de donde se obtiene el agua potable para el pueblo de Ñancul. Era una manifestación familiar, los vecinos de Ñancul salieron a la calle acompañados de sus hijos a pedir ser escuchados. Ninguna autoridad se hizo presente, la respuesta fue la represión desmedida que dejó como resultado a una vecina herida de gravedad con tres perdigones disparados por carabineros y a una mujer detenida en la comisaría de Villarrica con su hija de 9 meses de edad”.