Estar en la comunidad Mapuche Lumaco Bajo es como vivir en la época feudal

Marzo 22, 2016 | 1894 Visitas
Etiquetas:
Share Button
Línea Editorial

OSORNO/ Peñi de la Resistencia Mapuche del Pilmaiken comenta la situación actual de la lucha en territorio del Pilmaiken

 Un total de 26 peñis y Lagmien están siendo  acusados por el llamado Caso Usurpación del Fundo Lumaco Bajo, en territorio de Pilmaiken, imputados por ser detenidos en tres desalojos ocurridos entre octubre de 2015 y enero de 2016.

 Pero este embate de la justicia no es un caso aislado, sino que se da en un doble marco de lucha en territorio williche. Por un lado, se trata de un proceso de recuperación de tierras que comenzó en septiembre de 2014, llevado adelante por la familia Marriao Collihuinca de Lumaco. Reivindican cuatro fundos con cerca de mil hectáreas que representan los antiguos deslindes de esta familia, hoy en una situación de reducción territorial extrema que les hace imposible subsistir. Viven encerrados entre dos fundos de colonos alemanes Edmundo Cortés Kirsch y Ricardo Mayer, sin acceso al camino público lo que les dificulta cualquier progreso económico.

 Werken.cl conversó sobre este caso y el contexto de lucha con un peñi que pidió reserva de identidad para proteger su papel en la lucha en la Defensa Mapuche del Pilmaiken. El weichafe, de visita en Santiago, explicó que la Familia Marriao Collihuinca y su realidad es más que una recuperación de tierras, pues los peñi y lagmien viven en la ribera del río Pilmaiken justo donde se quiere construir la hidroeléctrica Osorno, proyecto capitalista que inundaría el Gnen Mapu Kintuante.

 ¿Cómo se inicia este caso judicial levantado en contra de los defensores del Ngen Kintuante?

“Dentro de la reivindicación se comenzó a hacer ingreso a los predios para realizar actividades culturales, como palín y trawun, además de construir y comenzar con labores productivas. Cada vez que la comunidad entró, con apoyo de gente de territorio de Pilmaiken, williche y de otros territorios también, Carabineros actuó de forma violenta. Pero acá además de los desalojos se suma la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (SAGO), con sus piquetes de latifundistas armados acompañando al GOPE y Fuerzas Especiales”.

 De eso se ha sabido, hay denuncias de latifundistas atacando a las comunidades con total impunidad…

“Estas personas han llegado incluso a realizar controles de identidad en los caminos, circulan por los predios disparando, pero lo más terrible es que cuando Carabineros desaloja nos caen balas de goma pero también balas de verdad por parte de los piquetes de latifundistas. Ellos actúan así amparados por la Justicia y estarán protegidos si muere alguien. El 9 de enero de 2016 el peñi Miguel Antileo perdió la visión de un ojo a manos de ellos en el Fundo Lumaco Bajo. Se hicieron las denuncias, sabemos que fue un carabinero pero como siempre las investigaciones quedan estancadas”.

 ¿Puede contarnos más sobre el diario vivir en este confinamiento territorial?

“Nunca ha habido buena convivencia con los colonos, ellos saben que llegaron a usurpar territorio mapuche por lo que actúan protegiendo lo que recibieron. De ahí su actuar prepotente y con apoyo de Carabineros. Estar en Lumaco Bajo es como vivir en la época feudal, donde las familias viven encerradas en los fundos, sin acceso al camino ni al cementerio. Esto no se puede tolerar, más aún cuando son patrones son racistas y explotadores. La juventud está cansada y esto ha gatillado la recuperación de tierras para salir de la situación de pobreza y opresión por parte de estos alemanes”.

 ¿Por qué los 26 peñis optaron por el juicio, en vez de aceptar los cargos e irse a juicio abreviado, y así evitar mayores penas?

“Tenemos el convencimiento que los usurpadores son los colonos, a quienes el Estado les abrió las puertas entre 1850 y la Segunda Guerra Mundial. Fueron tres oleadas de inmigrantes que hasta el día de hoy están instalados en las tierras mapuche del Fütawillimapu. Esto provoca la reducción territorial y encima las riberas del río Pilmaiken están siendo amenazadas, incluyendo sus lugares sagrados. Ellos viven ahí desde épocas ancestrales y son sus tierras”.

No a la Central Osorno

 ¿Cuál es la situación de la Central Hidroeléctrica Osorno?

“Entre 2009 y 2015 el proyecto de Pilmaiken S.A. de capitales chilenos nunca pudo ingresar gracias a la defensa y resistencia que hubo por parte del movimiento de los lof en resistencia del Pilmaiken. Pero el año pasado esta empresa vendió el proyecto Central Osorno y Central Los Lagos a Statkraft que es propiedad del estado de Noruega. Es el Estado Noruego que se quiere instalar acá… Intentaron acercarse al Consejo de Comunidades Indígenas de Río Bueno y también a los Lof en Resistencia, pero unánimemente se les dijo que no. La empresa está tratando de acercarse a otras comunidades de Los Ríos y Los Lagos, intentando entrar con las comunas de Puyehue y San Pablo… pero por Río Bueno ya no tienen entrada y por lo que sabemos en las otras comunas tampoco. Porque el Gnen Mapu Kinkuante tiene una enorme influencia cultural y espiritual en esta zona. Aparte de inundar el complejo ceremonial, se afectará dos cementerios y terrenos de familias que viven ahí. Es un atentado al pueblo mapuche”.

 ¿Cuál es el llamado de las comunidades en lucha y resistencia”

“Definitivamente no dejar nunca que se instale una central en el río Pilmaiken. La resistencia debe seguir y se debe continuar con la recuperación de tierras sin temor. Esto está comenzando y hay que luchar hasta recuperarlas”.