Imputados por Caso Luchsinger absueltos: Fiscalía Antimapuche vuelve a perder y la ira del empresariado

Octubre 26, 2017 | 1918 Visitas
Etiquetas:
Share Button

TEMUKO/ Desde marzo del 2016 que fueron encarcelados arbitrariamente los once imputados del caso Luchsinger Mackay, entre ellos la Machi Francisca Linconao quien pasó una larga huelga de hambre para obtener arresto domiciliario durante el proceso jurídico. Como suele ocurrir cuando se trata de grandes intereses económicos en el Wallmapu, se construyó mal intencionadamente la imagen de criminales y culpables a los Mapuche antes de un juicio justo.

Eso precisamente es el trabajo de los medios de comunicación al servicio del poder, el de generar estigmas e ideas infundadas para justificar así largas prisiones preventivas, además confundir, tergiversar y sacar provecho político ante la opinión pública con respecto a lo que ocurre en las zonas de Resistencia y legítima recuperación territorial.

Ahora que fueron absueltos, comprobándose a todas luces que no tenían ninguna participación en los hechos que se los procesó, el empresariado capitalista instalado en el territorio ancestral mapuche, expresado hoy como gremios de transporte, latifundistas y empresarios forestales, no tardaron en tildar el resultado judicial como de “la justicia no funciona en este país”, insistiendo que deben haber condenas penales altas e injustas a gente mapuche aunque no se compruebe participación en delitos para detener el proceso de Resistencia y recuperación territorial creciente.

Jorge Luchsinger, hijo de los colonos roba tierras calcinados y heredero de millonarias compensaciones tras lo ocurrido expresa “El sistema judicial debe auto analizarse, por que no funciona”, con esto quiere transmitir a la clase política que hay que aplicar más mano dura contra el Mapuche y además cambios al sistema procesal penal para que el estándar probatorio sea más bajo para obtener condenas sin pruebas razonables, como el intento de montaje realizado por la Fiscalía Antimapuche en el caso Luchsinger Mackay, lo que no dio resultado por que las pocas evidencias no estaban a la altura de lo que exige el mismo código penal de la constitución de Pinochet.

Absolución de comuneros Mapuche :”UN TRIUNFO DE LOS POBRES” Con esa frase el Abogado de la Defensoría Popular, Rodrigo Román, se refirió a la resolución de los tribunales de Temuco, que liberó de todo cargo a los comuneros Mapuche, acusados por el Estado y las policías, de participar en el asesinato del matrimonio Luchsinger Mackay. “Cae montaje político, policial y judicial contra el pueblo Mapuche”

 

Este es el tercer golpe de verdad y justicia que recibe la Fiscalía Antimapuche de Temuco en este último tiempo, hace un par de semanas fue absuelto de forma unánime el Werken de Malleko Hugo Melinao, que estaba acusado por una supuesta formación de “escuelas de guerrilla” en la Operación Tauro. Luego vino la resolución de la Corte Suprema de Santiago que invalidó el arbitrario procedimiento judicial en la denominada Operación Huracán, por falta de veracidad en las pruebas expuestas, dejando en libertad a los peñis detenidos por ese intento de montaje. Ahora con esta nueva absolución unánime del Caso Luchsinger Mackay, la Fiscalía Antimapuche, el Ministerio Público y el Ministerio del Interior están en completa crisis de veracidad y legitimidad, sistemáticamente han obrado mal para encarcelar Mapuche y ahora el empoderamiento social Mapuche en conjunto con el trabajo de defensa jurídica a servido para ir obteniendo justas y necesarias absoluciones.

Este conflicto es político y de carácter histórico y no policial y judicial. Cualquier intento de judicializar los procesos reivindicativos son solo cortinas de humo y muros de contención social que ocultan el rasismo, elitismo y el robo del territorio ancestral.

Sabemos que si destituyen de cargos a los Fiscales Antimapuches, policias y funcionarios encargados de perseguir y crear montajes falsos, llegarán operadores nuevos para cumplir el mismo rol persecutor y esto responde a que aún existe una estructura de dominación neo colonial donde prima el interés económico capitalista por sobre la vida de las personas, comunidades mapuche, territorios y seres vivos.