Un femicidio silenciado por los grandes medios: el asesinato de la lamgen activista Macarena Valdés sigue en la total impunidad

Octubre 26, 2016 | 21919 Visitas
Etiquetas:
Share Button

LIQUIÑE / La activista ambiental fue asesinada en agosto de este año, mientras se encontraba en conflicto con la empresa hidroeléctrica RP Global, por la instalación de torres de alta tensión en el territorio donde vivía con su pareja Ruben Collio , werken de las comunidades y su familia. Personeros de dicha empresa la habrían “amenazado” días antes su muerte. 

fnot112

 

 

 

 

 

 

 

La tarde del lunes 22 de agosto de 2016, Macarena Valdés Muñoz apareció muerta en su casa, en Tranguil. Su cuerpo estaba colgado. Según cuentan cercanos, trataron de hacerlo pasar por suicidio, pero su vértebra cervical no se había roto, que es lo que debería suceder cuando alguien se cuelga. “Se produce el rompimiento de la vértebra cervical y la persona muere instantáneamente. Si eso no sucedió con Macarena, es que fue muerta antes de ser colgada”, explica Marcelino Collío, dirigente político mapuche y suegro de Macarena.

El certificado del Servicio Médico Legal decía “muerte por asfixia y ahorcamiento…” y otras cosas “poco claras para una persona que no sea especializada en el lenguaje médico”, cuenta Marcelino. Por ello un médico debió explicarle a la familia que las características de la muerte supuestamente “por ahorcamiento”, no coinciden con lo sucedido al cuerpo de Macarena.

Por otra parte, todo lo que los criminales le hayan hecho a la activista antes de darle muerte, lo hicieron delante de su pequeño hijo de sólo 1 año y medio de edad, que estaba con ella y, posiblemente, contempló el crimen.

El sueño de Macarena

Macarena tenía 32 años y decía que “antes de hacerse vieja quería cumplir su sueño”. Salir del contaminado Santiago donde vivía en Ñuñoa e irse al sur era un proyecto de pareja con el que habían soñado con Rubén Collío Benavides por años. Cuando mataron a Macarena hacía ya tres años que lo habían cumplido.

Antes habían sido parte de redes mapuche de apoyo a la causa y habían conocido gente de comunidades. Surgió la opción de irse al sur y la tomaron.

Se fueron a vivir a la comunidad Newen-Tranguil, el Liquiñe, (XIV Región), con 3 hijos chicos. Decidieron casarse a través de una ceremonia mapuche y tener un cuarto hijo. Todo parecía estar resultando como ellos habían querido y como Macarena había soñado.

Solía repartir su tiempo entre el activismo y el cuidado de sus hijos. Tenía cuarto medio y había ido especializándose de manera autodidacta en conocimientos ecologistas como la conservación de los alimentos, y con su pareja había aprendido sobre los daños para la salud de la carga electromagnética, sobre sus consecuencias de cáncer, tumores, malformaciones y hasta muerte, todo ampliamente documentado.

Rubén, su pareja, es ingeniero ambiental y entre él y Macarena habían ido estructurando una manera de explicar a la gente sobre todo esto. Ella fue un aporte en la Comunidad Newen-Tranguil. Capacitó en conservación de alimentos para que las cosechas que sólo se dan en algunas épocas del año pudiesen alimentar a la comunidad el año entero, y explicaba a la gente sobre los daños de las empresas eléctricas. En su vida personal, aunque la gente que había dejado en Santiago la hubiese preferido cerca, Macarena les relataba lo feliz que estaba por los nuevos rumbos de su vida en el sur, “y por eso su madre y hermanas dieron gracias en su funeral porque ella había sido feliz ahí”.

 

represion-en-tranquil-panguipulli

 

Holding RP Global

La comunidad ya había constatado que la empresa austro-chilena RP Global Chile Energías Renovables S.A., holding del que es parte Saesa, amenazaba su vida. Para operar, destruyeron un cementerio, jamás les consultaron sobre la instalación de una “central de paso” y violaron terrenos de las comunidades mapuche contraviniendo el Convenio 169 de la OIT (al cual el Estado chileno está suscrito).

La gente estaba descontenta con las obras de RP Global y Rubén Collío, como ingeniero ambiental, comenzó a dar asesorar a las comunidades entregando la argumentación técnica para denunciar y tomar acciones legales concretas. La empresa -que tiene su sede principal en Viena, Austria, y que cuenta con sucursales en Chile- es un holding formado por capitalistas austríacos, españoles y chilenos entre otros, que construyen “mini centrales hidroeléctricas de paso” y “parques” –como le llaman ellos- de energía eólica. Según denuncian en las comunidades, RP Global, para operar, interviene territorios, depreda y amenaza la salud y la existencia de todo lo viviente. Rubén y Macarena llegaron a la comunidad a aportar maneras de enfrentar la amenaza empresarial.

El 1 de agosto, Macarena Valdés estuvo todo el día en el corte de camino que realizó la comunidad para lograr que la empresa no instalara cables de alta tensión. El corte duró desde temprano en la mañana hasta las 4 de la tarde, cuando finalmente la Gobernadora de Valdivia, Patricia Morano Büchner, se comprometió con la comunidad a una reunión para revisar la situación y ordenó por teléfono que RP Global se retirara del terreno.

La reunión comprometida se hizo el 19 de agosto, pero la Gobernación, según cuentan los asistentes, planteaba cuestiones generales y amplió el plazo porque, en resumen, aún no había fiscalizado. En este ambiente, el domingo 21 de agostollegó al territorio un vehículo con logo y chofer de la empresa RP Global. En él iban dos hombres, Edgardo Jaramillo y Juan Luengo, quienes le exigieron a la lamngen Mónica Painemilla, dueña del terreno donde vivían Macarena y su familia, que les desalojara. La lamngen Mónica les respondió que ella estaba contenta con la familia, pero no la convencieron. Jaramillo y Luengo entonces, explícitamente, replicaron que algo muy malo podría pasarles a alguno de ellos si insistían en quedarse. Al día siguiente Macarena apareció muerta.

La mañana del martes 23 de agosto, con la activista Macarena ya asesinada, la  lamngen Mónica intentó colocar una denuncia por las amenazas que habían hecho Jaramillo y Luengo en representación de RP Global, pero la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), no la tomó pues los efectivos le respondieron que ella no era familia de Macarena. Ese mismo mediodía llegó otra vez la obra de RP Global, escoltada por efectivos del GOPE, Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile y de vehículos blindados a cargo del Teniente Francisco Sánchez, a la casa de Macarena -mientras Rubén había ido a retirar su cuerpo-, para insistir en la instalación de los cables de alta tensión. La gente de la comunidad opuso resistencia, ahora con más rabia y pena que antes, hubo empujones y violencia policial. A la una de la tarde nuevamente la Gobernación dio la orden de que RP Global se retirara del terreno. Esa noche se veló a Macarena y el jueves 25 de agosto se hizo su funeral. Igualmente, el día 13 de octubre, la empresa volvió a la carga, esta vez con un mayor número de uniformados, carros policiales y tanquetas, y logró instalar los cables de alta tensión violando todos las leyes y los acuerdos políticos con las autoridades.

Hoy existe una medida de protección por 60 días, colocada el 23 de agosto ante la Fiscalía de Panguipulli contra las obras de la empresa RP Global en el territorio y la familia de Macarena colocó una querella contra quienes resulten responsables por su crimen.

Por Victoria Aldunate

 


 

 

“Nosotros nos vinimos aquí desde la ciudad para crear, para construir, no para destruir…este lugar es precioso, son montañas y montañas de verde, de bosque nativo, el agua más pura del planeta, está aquí, con lugares espirituales…mi hijo chico decía: mira, te voy a llevar a conocer el paraíso. Y ellos vinieron a ensuciarlo, con su guerra, guerra que no es nuestra, porque el conflicto lo traen ellos, nosotros lo que hemos hecho aquí ha sido defender nuestros derechos y exigir nuestra dignidad”

Tenemos que recordar que el 22 de agosto, el werkén encuentra a su esposa, Macarena Valdés, sin vida. Este hecho para la comunidad se trató claramente de un asesinato.

“Hoy día vale más un par de metros de cable que la vida de una persona, que la vida de una madre, que la vida de una compañera de vida, de una mujer valiosa. El asesinato de mi mujer tenía distintos objetivos, uno era debilitarnos… y ese casi lo cumplen. Si ella no hubiese sido tan aguerrida, no se si hubiésemos logrado estar en pie, porque el dolor por su pérdida es gigante. Ella era más que la esposa de un werkén, ella era una guerrera”

Ruben Collio – Werken Tranguil – Territorio Panguipulli.


 

 

macarena-valdes-604x445

 

El día lunes 22 de agosto, en horas de la tarde, SICARIOS vinculados a intereses de la Empresa Hidroeléctrica que construye la CENTRAL DE TRANGUIL en el Territorio de Liquiñe, Panguipulli, ingresaron a la Vivienda de la Familia Collío Valdés donde se encontraba Macarena, la esposa, 30 años, en compañía de su pequeño hijo de un año y medio, y procedieron a asesinarla por asfixia, delante del niño; luego, para simular un suicidio, la colgaron. El cuerpo fue encontrado por otro de los cuatro hijos del matrimonio cuando el volvió de la escuela y dio la alarma a la comunidad. Rubén Collío, el esposo, había salido no hacía mucho, con otro de los hijos a realizar un trabajo en la Zona.
Rubén Collío Benavides, Ingeniero Ambiental, junto a su esposa Macarena Valdés, como jóvenes profesionales, tomaron la decisión de abandonar Santiago e irse a vivir a las Comunidades. Eligieron el Territorio de Tranguil, de incomparable belleza en la Comuna de Panguipulli. Le arrendaron un pequeño campo a la Sra. Mónica Painemilla, en el Territorio de Tranguil, Comunidad de Liquiñe, Comuna de Panguipulli. Como parece no ser excepción en todo el territorio mapuche, Tranguil era el centro de un conflicto entre las Comunidades y la Empresa austríaca RP GLOBAL que construye una central Hidroeléctrica. Rubén Collío tenía los conocimientos profesionales y científicos para sustentar las objeciones de las Comunidades a las imposiciones y actos de facto de las Empresas que operan en el proyecto. Por ello la comunidad lo acogió como werken (vocero).
El medio independiente MAPUEXPRESS da a conocer las declaraciones de la Sra. Mónica Painemilla quien informa que,
“Queremos informar también que el 21 de agosto de 2016, dos días antes de esta situación, dos enviados de la empresa austriaca RP Global, llegaron hasta donde la titular del predio, Mónica Painemilla, quien no ha dado ninguna autorización para realizar obras en su terreno. Estos enviados de RP Global le indicaron a Painemilla que echaran a Rubén Collío y su familia del predio en Tranguil, ya que el werken Collío estaba siendo amenazado por gente favorable a la empresa. Al día siguiente en la tarde, 22 de agosto de 2016, la esposa del werken Rubén Collio; Macarena Valdés, es encontrada muerta en su casa, en extrañas circunstancias.
Esas no fueron las únicas amenazas que recibió Rubén Collío. En varias ocasiones anteriores le habían trasmitido a través de terceros que algo grave le podía ocurrir. Lo que resulta increíble para personas de carácter democrático es que después del asesinato de su esposa, llegan nuevas amenazas “…díganle ahora que le vamos a quemar la casa”.
Con total cinismo, al día siguiente de la intrusión a la vivienda de la familia Collío-Valdés y el asesinato de la esposa, llegan, a las 06 de la maña, frente a la casa donde ocurrió el crimen, los trabajadores de SAESA, empresa contratista de RP GLOBAL a instalar las faenas de instalación del cableado de Alta Tensión, en el sector entrada de Tranguil, apoyados por Carabineros a cargo del Teniente Francisco Sánchez de la Tenencia de Liquiñe, como informa el medio electrónico independiente MAPUEXPRESS.
Según fuentes de la Comunidad, en la zona operan estructuras paramilitares de extrema derecha vinculadas a familias de antiguos colonos que históricamente han amedrentado o impuesto a la fuerza su dominio en el territorio. No se descarta, tampoco que los SICARIOS hayan sido trasladados de otros territorios. La comunidad conoce los nombres de las personas que han hecho las amenazas y esa es una pista concreta desde donde la policía de investigaciones debe iniciar las diligencias para identificar, detener y llevar a la justicia a los asesinos de Macarena Valdés.
Las Comunidades emitieron declaraciones que en lo medular enfatizan lo siguiente:
“Ante estos sucesos queremos denunciar y expresar nuestro profundo rechazo ante el actuar y poco criterio de Carabineros de la Tenencia de Liquiñe, que parece resguardar los intereses de la empresa austriaca RP Global, agrediendo a los ciudadanos que reclaman sus derechos, negando la información cuando se les solicita. Queremos señalar que la empresa no presentó ninguna autorización para realizar estas obras. Nos indigna profundamente, la falta de criterio y de respeto por los difíciles momentos que vive la familia y la comunidad ante la muerte de nuestra lamgen, ya que las obras se estaban realizando en frente y parte del predio en el que vive el werken Rubén Collío y su familia”.
Denuncian la lenta reacción de parte de las autoridades regionales para abordar situaciones que afectan a las comunidades, ante la intromisión de empresas hidroeléctricas extranjeras que generan desarticulación social y grados de violencia de las que nadie se hace cargo. Esto ocurre por falta de implementación del convenio 169 de la OIT y las adecuaciones que el Estado debe realizar obligatoriamente en los reglamentos, leyes sectoriales y ambientales.
Rubén Collío Benavides, el joven ingeniero ambiental es uno de los hijos de Marcelino Collío Calcomín y Carmen Benavides. Marcelino Collío, también Ingeniero Ambiental, recientemente fue candidato a Diputado por el Partido Wallmapuwen y es una de las figuras políticas relevantes en el proceso de la constituyente del pueblo mapuche.
Rubén, junto a sus hermanos, es uno de nuestros niños de la cárcel, cuando de muy pequeños nos visitaban junto a sus madres en la Cárcel Pública donde permanecíamos presos por nuestra lucha contra la Dictadura Cívico Militar y la recuperación de la Democracia decente.
Llamamos a denunciar nacional e internacionalmente estos hechos. Un especial llamado a los demócratas de Austria y la Comunidad Europea para que denuncien los atropellos y asesinatos que vinculan a Empresas extranjeras que quieren lucrar sin respetar los derechos y valores de nuestras Comunidades originarias.
Llamamos a denunciar y presionar a las autoridades del Ministerio de Energía, el Ministerio del Interior y toda repartición oficial para que con prontitud investiguen a fondo este asesinato y estos atropellos y se identifique y aprese a los culpables.
Invitamos a ejercer la solidaridad activa con Rubén Collío y la Comunidad de Liquiñe para sostener económicamente sus Derechos y su resistencia. Finalmente les invitamos a inscribirse en el COMITÉ DE SOLIDARIDAD MACARENA VALDÉS – TRANGUIL, para organizar la movilización pública, la recolección de medios y recursos para la familia y la comunidad, y las acciones de denuncia activa. 
Para las expresiones de solidaridad con la familia:
Marcelino Collío: marcelino.collio@gmail.com ; Cel.9 9562 9263
Para ser parte del Comité de Solidaridad MACARENA VALDÉS – TRANGUIL, les invitamos a comunicarse con Carlos Moya, cmoyau@hotmail.com
NO HABRÁ IMPUNIDAD, ¡HABRÁ JUSTICIA!
es una causa justa, se tiene que escuchar nuestra voz
se debe hacer sentir nuestra esperanza

 

VIDEOS