Gobierno y sus políticas represivas: No es solución al conflicto, es la prolongación de un negocio

Mayo 7, 2017 | 5600 Visitas
Etiquetas:
Share Button

WALLMAPU/  Gobierno inaugura nuevo sistema de vigilancia en la médula principal de la Araucanía, como forma de asegurar la continuidad del negocio empresarial de las forestales, latifundistas, multigremiales, hidroeléctricas y mega proyectos capitalistas que se pretenden instalar en el territorio ancestral. La carretera 5 sur funciona como la vena central del extractivismo, bloquear esta ruta significa sofocar prácticamente la economía capitalista chilena. Este proyecto tiene una importancia tanto para el empresariado local e internacional, los cuales lucran con el territorio mapuche.

Son 67 cámaras de vigilancia en la ruta 5 sur, del cual 24 cámaras son térmicas (tecnología infrarroja que funcionan en la oscuridad), del cual está ínter conectado al sistema computarizado que funciona las 24 horas del día desde Temuco por la Central de Comunicaciones (CENCO). Las cámaras se extienden a lo largo de 124 kilómetros, entre Collipulli y Freire, puestas especialmente en puntos donde hay mayor grado de resistencia y recuperación territorial en el territorio de Malleco y Cautín.

La millonaria inversión alcanza más de 5 mil millones de pesos, dinero que se podría destinar en la compra de tierras a comunidades mapuche que reclaman su legítimo derecho a su territorio ancestral, pero se prefiere invertir -por motivos políticos e ideológicos- en seguridad, para respaldar a los empresarios, latifundistas y gremios que mantienen usurpado el territorio ancestral y obtienen cuantiosas ganancias a costa de la devastación, saqueo, mercantilización y deforestación del territorio.

El Ministro del Interior, Mahmud Aleuy, o también llamado como el “MOSSAD Chileno” (MOSSAD es el servicio de Inteligencia de Israel que monitorea, interviene, encarcela, asesina, vigila y desarticula movimientos de resistencia armada en Medio Oriente, del cual tiene agentes secretos en todos los países del mundo, en especial en su guerra contra Palestina y contra pueblos en proceso de independencia al colonialismo blanco). Este “maquiavélico” personaje es militante del neoliberal PS, titulado como Ingeniero Comercial en la UNIACC, es decir, un astro en los negocios, fraudes, estafas, lucros y formas de obtener dinero a partir de la manipulación de sucesos y elementos contingentes.

camaras copia

En una de sus declaraciones ante la inauguración del nuevo sistema de vigilancia en la carretera 5 sur, dice “Nos comprometimos a mejorar la seguridad en la ruta principal del país, por la demanda que ha hecho el gremio de camioneros. Eso se ha cumplido con el trabajo del Gobierno y la concesionaria”.

Con esta declaración deja demostrado una vez más para quien trabaja el gobierno de Chile y sus políticos que importan lógicas policiales.

Bien es conocido en la lucha de los pueblos del mundo, que cuando se agudiza un conflicto de envergadura social, política y económica, del cual su desarrollo en el tiempo deja en riesgo la continuidad del sistema capitalista y colonialista en dicho territorio, el ámbito de la “seguridad interna” no solo es una política primaria para contener los movimientos transformadores, también es un millonario negocio, donde empresas privadas y concesionarias, del cual son asociadas estrechamente con orgánicas gubernamentales. Una vez que se comienza un circulo vicioso de ingresos, recursos y financiamiento para entidades públicas y privadas, es cuando entonces se profundizan aquellas políticas de seguridad en ves de abrirse a un proceso de dialogo, transformación de constitución, modelo económico y/o aceptación de las demandas de los pueblos.

rgrgrgrg

En esta linea, se tiende a mantener la destinación de recursos a las empresas de seguridad, del cual muchos políticos son parte, socios, accionistas o familiares de altos cargos de fuerzas armadas. Se destinan recursos fiscales para aumentar las continuas ganancias que obtienen las empresas de seguridad e instituciones represivas. Negocio con todas sus letras, ya que funciona bajo la misma lógica del mercado, es decir, inventar una “necesidad”, para que el mercado lo convierta en un “producto”, del cual en este caso el Estado está “forzado” a satisfacer, por que tiene serios compromisos y vínculos con el sector empresarial, una relación inseparable de complicidad, cooperación y corrupción mutua.

Algunos ejemplos o “lineas metodológicas” de por que y como el Gobierno neoliberal de Bachellet y sus socios capitalistas no quieren acabar con el conflicto y prefiere mantener la política represiva, con el gran negocio de la seguridad interna:

  • Negación de un dialogo con organizaciones mapuche que lideran recuperación territorial como la CAM u otras (lógica anti democrática)
  • Invalidación de organizaciones mapuche y sus respectivas representaciones en puestos de decisión política (lógica aristocrática)
  • Aceptación de propuestas de sectores empresariales y financieros, negación de propuestas comunitarias (lógica elitista)
  • Supremacía del discurso de “crecimiento económico” para justificar mega proyectos capitalistas (lógica del mercado internacional)
  • Instalación de moderno edificio de la PDI en Temuco (lógica de desarrollar patrones de rastreo permanente de actividades)
  • Estatutos de trabajo en conjunto entre policías, Fiscalía y Ministerio Público para lograr condenas penales (corrupción inter institucional)
  • Instalación de nuevas bases de policía militarizada como en Pailahueque – Malleco y Los Álamos – Arauco (lógica de fuerzas de ocupación)
  • Asesinatos de mapuche, vulneración de espacios ceremoniales, violación de DD.HH (impunidad total para funcionarios policiales)
  • Firmar tratados, pactos y convenios Internacionales, como el 169 de la OIT pero sin llevarlos a cabo (lógica de doble estándar)
  • Desobedecer a entidades como la ONU cuando afirma que hay excesivo uso de la represión (lógica de omisión a opinión internacional)
  • Daños psicológicos a la infancia mapuche debido a allanamientos violentos con armas de guerra (violación a pactos de la UNICEF)
  • Vinculación entre Latifundistas, Fuerzas Armadas y grupos paramilitares, sin investigación formal (impunidad ante hechos ilícitos)
  • Instalación de nuevo sistema de vigilancia en la carretera 5 sur (lógica panóptica, de monitoreo total)
  • Seguimiento, detenciones y allanamientos a reporteros independientes en las zonas mapuche (lógica de censura y espionaje informativo)
  • Tribuna a sectores eclesiásticos como la iglesia católica, cristiana y evangélica en la designación de políticas públicas (lógica colonialista)
  • Conjugación entre Gobierno, empresarios, Carabineros e instituciones con medios de prensa burguesa (lógica de cerco comunicacional)
  • Importación de carros policiales, armamento de guerra, drones, sistemas informaticos de vigilancia (carrera armamentística)
  • Capacitación de políticos, fiscales, militares y policías en agencias de seguridad de EEUU y Europa como la FBI (importación de métodos)
  • Querellas interpuestas por gobierno contra mapuche, pero no hay querellas contra empresarios o Carabineros (desigualdad ante la ley)
  • Reiterados casos donde Poder Judicial falla contra comunidades mapuche a favor de grandes capitales (Jueces corrompidos por el poder)
  • Instalación de lógicas de montaje judicial contra comunidades mapuche para mantener procesados penalmente (Persecución política)
  • Manipulación de pruebas, elementos, hechos, circunstancias, redes y conjeturas para lograr condenas penales (condenas ejemplificadoras)
  • Arbitrariedades, privaciones, atropellos, irregularidades, violación al principio de inocencia y al debido proceso (impunidad judicial)
  • Instalación del imaginario ficticio del terrorismo en la zona para justificar el desarrollo el terrorismo de estado (lógica del enemigo interno)
  • Tergiversación de conceptos como “resistencia” transformándolo en “delincuencia” (manipulación del lenguaje con fines políticos)
  • Creación de fundaciones y asociaciones capitalistas como Paz en la Araucanía para mantener el despojo de tierras (lógica de victimización)
  • Legislación a favor de mercado transnacional que arrasa con recursos naturales (privatización de bienes comunitarios y sociales)
  • Políticas de folclorización de la cultura mapuche, pero sin aceptar propuestas autodeterministas (lógica de la cultura dominante)
  • Manipulación de la historia mapuche, con autores conservadores como Villalobos (lógica de dominar con la tergiversación del pasado)
  • Chilenización del mapuche a través de sistema público y privado en todas sus áreas de funcionamiento (neocolonialismo perpetuo)
  • Mediáticamente establecer un clima de conflicto para justificar las políticas anteriores (lógica de instalar la necesidad de la seguridad)

El fin de un conflicto, significa el fin de un negocio. Por lo tanto, la política de seguridad que desarrolla el duopolio nueva mayoría-derecha, viene a confirmar el gran interés en que se mantenga una situación de conflicto en la región, del cual ellos son parte significativa en las ganancias del negocio, es un sistema de dominación inter institucional que obtiene fondos públicos para generar fuentes de empleo para perpetuar la dominación y la obtención de recursos.

Son más de 3 mil funcionarios de Carabineros que operan en la zona mapuche como metodología de “fuerzas de ocupación”.

Como se ha demostrado en estas últimas décadas, la represión, cárcel y seguridad, no van a acabar con los intentos del pueblo mapuche en recuperar y reconstruir su territorio ancestral, historia y autonomía, solo van a lograr que las orgánicas de resistencia se especialicen y perfeccionen en su accionar para conseguir sus objetivos políticos y territoriales.